miércoles, 12 de noviembre de 2008

Control Solar

Las técnicas para el control solar tienen como objetivo regular la penetración del sol, es decir deben detenerla en los períodos calurosos pero permitirla en los períodos fríos. Del mismo modo, dentro de estos elementos se encuentran los dispositivos de iluminación natural, que controlan también el paso de los rayos solares.

Se deben considerar los dos componentes de los rayos solares: la térmica y la lumínica. De tal manera que el diseño de dispositivos considere ambos aspectos. Es decir, cuando se diseña una ventana se puede hacer pequeña para evitar la penetración solar, pero se restringe el paso de la luz, o hacerla demasiada grande para tener mayor iluminación, pero se tiene muchas pérdidas o ganancias de calor. Por lo que se debe buscar un equilibrio.

Los dispositivos de control solar pueden agruparse en función de su posición respecto a los planos definidores del espacio arquitectónico y en particular de la fachada, por tanto se encuentran sistemas de controles horizontales, verticales y mixtos. A continuación se enuncian las principales soluciones arquitectónicas, como también aquellas relacionadas con los nuevos materiales y las soluciones con dispositivos no arquitectónicos.

Horizontales

a. Alero, volado o voladizo.

El volado o voladizo se refiere a cualquier elemento que sobresale del parámetro vertical o de la fachada, mientras que el alero normalmente se forma por la extensión del techo (alero continuo) que rebasa los muros. Los aleros se construyen con fines de protección del sol o de la lluvia.

b. Corredor.

Se llama corredor al espacio o galería cubierta, sostenida por columnas, ubicado a lo largo de una fachada. El pórtico forma un espacio de transición entre los espacios abiertos y cerrados, y puede ser un espacio de circulación o utilitario.

c. Repisa.

Como dispositivo de control solar son elementos horizontales ubicados dentro del claro de la ventana. En general, estas repisas se utilizan como dispositivo de iluminación natural, ya que reflejan los rayos solares hacia el plafón.

d. Persiana horizontal.

Consiste en un dispositivo formado por elementos horizontales que permiten el paso de la luz y el aire pero no del sol. Las persianas pueden ser exteriores o interiores y fijas o giratorias en su eje horizontal.

e. Faldón.

Se refiere a cualquier elemento vertical que pende del extremo de un alero o volado. Puede ser macizo, tipo persiana o celosía.

f. Pantalla.

Elemento o superficie que sirve para obstruir los rayos solares. Es un elemento vertical colocado frente a la ventana, pero a diferencia del faldón no está unida al alero, aunque puede estar suspendida de él. También puede ser macizo, tipo persiana o celosía.

g. Pérgola.

Es un enrejado abierto a manera de techo, generalmente asociada con vegetación de enredaderas o trepadoras. En la actualidad este concepto se emplea ampliamente con pergolados tipo persiana o rejilla.

h. Toldo.

Cubierta fija o plegable fabricada con lona u otro tipo de tela. Tiene la ventaja de poder ser traslúcida, por lo que se pueden controlar los niveles de iluminación.

i. Techo escudo.

Consiste en un doble techo con el espacio interior o cámara de aire ventilada. Tiene por objeto sombrear la totalidad del techo y así evitar ganancia térmica por radiación solar.

Verticales

a. Partesol.

Consiste en un elemento vertical saledizo de la fachada que bloquea los rayos solares. Puede estar colocado perpendicular u oblicuo con respecto a la fachada, y también puede ser parte de ella o un elemento separado.

b. Persiana (vertical).

Dispositivo formado por tablillas verticales que permite el paso de la luz y el aire pero no del sol. Las persianas pueden ser exteriores o interiores y fijas o giratorias en su eje vertical.

c. Muro doble.

Doble muro con el espacio interior o cámara de aire ventilada. Tiene por objeto sombrear la totalidad del muro y así evitar la ganancia térmica por radiación solar.

Mixtos

a. Marco.

Dispositivo de control solar formado por la combinación de alero, repisón y partesoles de tal manera que el perímetro del vano está rodeado por voladizos y saledizos.

b. Celosía.

Combinación de persianas verticales y horizontales o cualquier otro entramado usado como protección solar (y visual).

c. Cambio de orientación de ventanas.

En ocasiones, cuando la orientación de la fachada es inadecuada es conveniente cambiar la orientación de las ventanas.

Aislamiento y Masa Térmica

Durante el día la masa térmica almacena calor y lo libera durante la noche; en verano esta función se cumple igualmente, pero el calor acumulado es el de la casa de forma que la mantiene fresca. La masa térmica actúa también entre días, acumulando calor en días calurosos y evacuándolo en días nublados. Incluso entre estaciones diferentes, la masa térmica es capaz de equilibrar las diferencias bruscas de temperatura.

Para defender la casa del calor y del frío el aislamiento térmico es básico. Los materiales muy aislantes para los recubrimientos son efectivos, aunque no se debe exagerar su uso para evitar las infiltraciones.

El aislamiento del vidrio o acristalamientos es otro procedimiento necesario: doble vidrio, contraventanas, persianas, paneles o cortinas son elementos adicionales que ayudan a preservar el edificio del calor o del frío.


No hay comentarios: